Texto de Juan Carlos Monedero en solidaridad con Alberto

2 comentarios

MonederoEn los tiempos sombríos de las dictaduras, el esfuerzo generoso de los desobedientes salva la cara de esos países que caen en el miedo y la vergüenza.

En los tiempos sombríos que estamos viviendo, donde está desapareciendo el Estado social con los recortes que hacen más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, y donde estamos perdiendo aquello que se ganó con el esfuerzo de la protesta al salir del franquismo.

En estos tiempos sombríos donde estamos perdiendo el Estado democrático, con Presidentes que asumen que no cumplen el programa electoral o cambian la constitución para priorizar la deuda por encima de las necesidades de la ciudadanía.

Y en estos tiempo sombríos, donde el Estado de derecho se convierte en una farsa, donde el Presidente del Tribunal Constitucional es un militante del Partido Popular, donde los grandes partidos se reparten la adscripción de los jueces en el Consejo General del Poder Judicial, donde los canallas andan libres y los demócratas honestos ven cómo la justicia se convierte en el derecho del enemigo, tenemos la obligación de apoyar a Alberto, culpable únicamente de querer una ciudad más digna en un país más decente.

Su lucha es nuestra lucha. Su castigo es nuestro castigo. Su entrada en la cárcel, con su enfermedad, se convierte en un ataque a los fundamentos de nuestra democracia.

Toda la solidaridad con Alberto. Toda. Aunque eso no es suficiente. En la defensa de sus derechos nos va también nuestra dignidad.

No estás solo Alberto. 

Y una vez más, gracias por la generosidad que tiene la gente que sabe que sin pelear ya hemos perdido todo.

JC Monedero.

2 pensamientos en “Texto de Juan Carlos Monedero en solidaridad con Alberto

  1. “Todo estaba, esta y estará atado y bien atado”, aunque no hay que perder la esperanza de encarcelar a los culpables y restaurar la Democracia, eso que hace siglos hemos perdido.

    • Esto me recuerda en parte a la utopía de Galeano, por mucho que sepamos que acabar con toda la corrupción es imposible debemos tener la esperanza de que algún día lo conseguiremos. Es decir, aunque alcanzar el horizonte sea imposible hay que seguir andando.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s